La primera edición de Cien años de soledad, publicada en 1967 por la mítica Sudamericana, tenía en la portada la ilustración de un naufragio en mitad de la selva y tres flores amarillas debajo de él. Para la segunda edición, que fue impresa un par de meses después, se utilizó un diseño de Vicente Rojo, gran amigo de Gabriel García Márquez, que hacía alusión a un juego de dados llamado macondo.

Esta semana Cien años de soledad es noticia porque, coincidiendo con el natalicio de García Márquez, Netflix anunció que se hizo con los derechos de la novela y producirá, junto a los hijos del escritor, una serie de televisión. Será un proyecto titánico del que con seguridad Netflix saldrá bien librado a pesar de que el propio autor muchas veces se mostró reacio a que su libro se llevara a la pantalla. En una entrevista de 1989 dijo: “Sería una producción muy costosa en la que tendrían que intervenir grandes estrellas (…) Robert De Niro como Aureliano Buendía y Sofía Loren en el papel de Úrsula y eso la convertiría en otra cosa”. Más tajante fue en una entrevista radial de 1991: “La razón por la que no quiero que Cien años de soledad se haga en cine es porque la novela, a diferencia del cine, deja al lector un margen de creación que le permite imaginarse a los personajes, a los ambientes y a las situaciones como ellos creen que es. Y entonces cuando ven a un personaje se les parece a un tío (…) o un día se encuentran a una persona que les parece igual a Úrsula Iguarán. Y en esa forma van pegado caras y van pegando lugares y ellos reconstruyen la novela dentro de su imaginación y hacen una novela para ellos”.

Pero he aquí que, contra todo pronóstico, la novela será serie. Se filmará en español y en Colombia. Lo más probable es que sea buena y aún así nos deje a todos insatisfechos. Pero lo que sabemos con certeza, lo que no podemos ignorar, es es que las tapas del libro tal como las conocemos, con motivos de pájaros, árboles o galeones, tienen los días contados. Con la súper-producción de la gran N en el horizonte, todos los departamentos de diseño de las editoriales han abierto el archivo libro-adaptado.psd: los protagonistas mirando de frente, o tres cuartos de perfil, el título en letras grandes y abajo de todo, la frase: El libro en el que se basó la exitosa serie de Netflix.

Lector, escritor y espectador. Me apasiona Internet, los libros y las nuevas tecnologías. También soy periodista especializado en poker. Y tengo una librería.