La casa donde estamos ahora  tiene una pequeña biblioteca, y no por pequeña despreciable sino todo lo contrario, de la cual tomé prestado el libro de La Historiadora de Elizabeth Kostova. La novela se construye alrededor de la figura de Vlad Tepes (Vlad Drácula o Vlad El Empalador), la figura histórica que sirvió como inspiración a Bram Stroker para crear a su mítico vampiro. Voy a la mitad. Me parece un libro muy bien escrito, emocionante y hasta cierto punto aterrador.

Quizá la termine mañana, si no me vienen a morder primero.