Quizá sea la hora, la música o el ambiente pero estoy con nostalgia de la época preparatoriana. Ni tardo ni perezoso, como hijo de la tecnología que soy, entré a Hi5 y a Facebook y buceé entre los perfiles, la mayoría de ellos privados, sin saber bien qué quería encontrar. Como sucede en estos casos, no hallé nada y me volvió a sorprender, como cada vez que me siento nostálgico, el hecho de que las personas que busco nunca devuelven un resultado, ya no digamos en las redes sociales, sino en Google mismo; ajenas por completo al mundo virtual.

¿Dónde están entonces?